Cimentación

Este tipo de humedades es fácil de identificar a simple vista. Normalmente el agua es absorbida desde la cimentación y asciende progresivamente hasta que la tasa de absorción se equilibra con la de evaporación. El agua ascendente disuelve parte de las sales contenidas en el material constituyenteImmagine4 del muro y las arrastra consigo. Al evaporarse, las deposita en la superficie, dejando en el borde de la humedad una línea de salitre.

La humedad de cimentación normalmente no supera los 150cm de alto, aunque por diversos factores puede llegar a los 3 metros de altura.

Este tipo de humedad comienza manchando empapelados, causando desconchones en la pintura para, en una segunda etapa, comenzar a desprender los revoques. Todo esto suele ir acompañado por el desagradable olor a humedad y el enfriamiento de los muros. Ademas deprecia el valor de la vivienda y aumenta considerablemente el gasto energético.

En Stop humitats tenemos diferentes tipos de tratamientos para dar solución a los problemas de humedad capilar o cimentación.

Dependiendo del tipo de muro y la extensión del problema, podremos aplicar la solución más apropiada.

Sistema de inyecciones con mineralizador: este tipo de trabajo consiste en la inyección de un catalizador dentro del muro, el cual produce una reacción química para crear una barrera impermeable en la base de la pared, evitando la ascención del agua y manteniendo la natural transpiración de las paredes.<< Leer más

Electroosmosis: es una centralita basada en la tecnologia de Impulsos de Resonancia, la cual crea una barrera electromagnetica con la función de evitar la subida del agua, aprovechando la caracteristica dipolar y conductora del agua. En Stop humitats  tenemos centralitas con 15 y 20 metros de radio de acción. << Leer más

 

{lang: 'es'}

Comments are closed.